Cocina al vapor


La cocción al vapor es un método de cocción que consiste en cocinar los alimentos únicamente con vapor de agua, sin sumergirlos en el agua misma ni en aceite. Para esto, suele utilizarse un recipiente con agujeros en donde van los alimentos, y éste recipiente se coloca arriba de otro que contiene agua hirviendo, la cual no debe tocar a los alimentos del primer recipiente. Comúnmente se usa éste método de cocción como una opción más saludable, ya que los alimentos cocidos al vapor pierden menos nutrientes que los hervidos.

Al no producirse la dilución que sí genera un proceso de ebullición, el método de cocción al vapor permite conservar todas las vitaminas y nutrientes originales del alimento a cocinar. Es este el motivo que explica el «auge del vapor» como uno de los métodos de cocción más usado en la actualidad, dejando al agua en segundo lugar.

Generalmente, el líquido que se calienta suele ser agua, en ocasiones aromatizada con algún vino o hierba aromática. También puede cocinarse al vapor con algún tipo de caldo de pescado, verduras o carne.

Los alimentos habituales que se cuecen mediante esta técnica son los pescados, los mariscos y las verduras cortadas muy finas. Estas últimas mantienen su consistencia y son más agradables al paladar que las hervidas. En el caso de las carnes, la cocción al vapor permite el derretimiento de la grasa de la carne, que queda depositada en el agua.

La materia prima debe ser fresca y de calidad, ya que la cocción al vapor potencia el sabor natural de los alimentos. Otro punto a favor es que si preparamos varios alimentos, no se mezclan entre sí, de manera que podemos degustar uno por uno la inmensa riqueza y variedad de sabores que albergan los alimentos.

La cocción al vapor tiene sus orígenes en una modalidad milenaria que proviene de Oriente y entre sus ventajas podemos destacar las siguientes:

  • Se suprimen todo tipo de grasas o aceites.
  • Los alimentos no se ven sometidos a frituras nocivas.
  • No se alteran las vitaminas ni los minerales de los productos cocinados al vapor.
  • Se conservan los aromas y sabores naturales de cada alimento.
  • La comida resulta muy jugosa.
  • No es necesario ir dando la vuelta a las carnes y los pescados, se cocinan homogéneamente.
  • La comida ni se pega ni se quema.
  • Existen recipientes u ollas, que permiten cocinar más de una comida a la vez.

Los utensilios que encontramos hoy día para cocinar al vapor son muchos, desde un simple colador hasta sofisticados hornos. Vamos a ver algunos de ellos:

  • Colador metálico: quizás sea el más económico, consiste en una especie de colador con patas que separa los alimentos del agua de cocción. Cuenta con muchos agujeros para el vapor llegue perfectamente a los alimentos. Fue el primer utensilio que tuve para esta técnica de cocción.
  • Vaporera de bambú: son típicas de la cocina oriental. La forma de utilizarla es poniendo agua en un wok o cualquier cazuela hasta que alcance el nivel de la rejilla, colocamos el alimento dentro de la vaporera, la metemos en el wok o cazuela y tapamos con la tapa. Podemos poner varios niveles para cocinar varias cosas al mismo tiempo. 

  • Vaporeras eléctricas: son muy útiles porque se desconecta automáticamente cuando el agua se ha evaporado, le podemos poner tiempo de cocción e incluso algunas permiten programarlas con antelación. Suelen tener más capacidad y son más rápidas.

  • Robot multifunción: actualmente tenemos en el mercado robot que además de otras muchas funciones nos permiten cocinar al vapor, es el caso de Thermomix, que incorpora un utensilio, denominado Varoma en que podemos cocinar utilizando esta técnica de cocción. Es la que yo utilizo últimamente. Tenemos que poner el agua en el vaso y el Varoma encima de la tapa. Pondremos temperatura Varoma y los alimentos se van cociendo con el vapor del agua. 
 

    • Hornos de vapor: últimamente muchos fabricantes están incorporando esta forma de cocción en sus hornos eléctricos. Son los de mayor capacidad, los más completos, pero también los más caros.

      Os iré poniendo algunas recetas que vaya haciendo utilizando esta técnica de cocción, de momento os dejo estas fotos de alimentos cocinados al vapor que he hecho y que han quedado súper jugosos. ¿Quién no ha comido unos mejillones al vapor, o como en este caso unas almejas? Quedan muy jugosas y con todo su sabor.


      Fuente:
      http://www.alimentacion-sana.com.ar
      http://www.consumer.es
      http://es.wikipedia.org

      12 comentarios:

      1. la verdad es q reconozco que hasta que no he tenido la thermomix,no he cocinado al vapor,a pesar de tener otras tecnicas al alcance...y me parece una maravilla.y ahora con el regimen no veas lo bien que me va

        ResponderEliminar
      2. buen reportaje.
        la cocina al vapor se supone que es la mas sana, la que conserva todos los nutrientes y todo el sabor autentico....
        me gustaria usarlo, pero nunca lo he hecho...

        ResponderEliminar
      3. A mi me gusta cocinar con el cestillo de bambú!!!!

        Un beso!

        ResponderEliminar
      4. Leccion magistral!! La cocina al vapor es muy sana y yo la uso a menudo.
        Un saludo

        ResponderEliminar
      5. Un post muy interesante... yo ahora cocino más al vapor con la TXH...
        UN SALUDO

        ResponderEliminar
      6. Mas sano imposible!Deberiamos cocinar al vapor mas amenudo.
        Besets.

        ResponderEliminar
      7. Enorme y buenísimo post Carmelo!!! cocina más sana que esta no hay!!!!

        gracias por toda esa información!

        ;-)

        ResponderEliminar
      8. me encanta la comida a vapor porque no pierde sus colores y sus sabores. además de ser tan sana, claro. ¡saludos!

        ResponderEliminar
      9. Me encanta la cocina al vapor. un post muy interesante. Gracias por la explicación. un beso

        ResponderEliminar
      10. Es muy interesante contar con varias opciones para cocinar al vapor, es muy sano.
        Besos.

        ResponderEliminar
      11. super interesanet esta entrada me ha gustado mucho yo nunca he cocinado al vapor la verdad, no sé por qué pero no lo he hecho. Me voy a animar a hacer algo, ;)

        ResponderEliminar
      12. Un magnifico trabajo. Nosotros cocinamos de vez en cuando al vapor y hasta hemos hecho un pan al vapor. Lo dicho, mil gracias por tu trabajo.

        Besotes y abrazos

        Ana y Victor

        ResponderEliminar

      LinkWithin

      Related Posts with Thumbnails
      Google Analytics Alternative