Helado de yogur griego con fresas


Para hacer el helado de yogur con fresas, en lugar de mezclar los ingredientes del helado con las fresas desde el primer momento, lo hemos mezclado al final, ya cuando el helado estaba terminado. El fin era que quedase el yogur con vetas del culis de fresa. Como me suele decir, junto pero no revuelto.


Otras veces lo he hecho con nata, pero quedaba luego un poco pastoso porque la nata tiene más grasa. Esta vez he echado leche evaporada y para mi gusto ha quedado mejor, porque tiene menos grasa que la nata, pero más cremosa que la leche normal

El helado de yogur siempre ha sido mi debilidad. Para la realización he utilizado yogur griego natural que es más cremoso que los normales, y como me gustan los sabores un poco ácido y los yogures de ahora cada vez lo son menos, he añadido el zumo de un limón. Con respecto a la azúcar, no me gusta demasiado dulce, pero quizás me haya quedado corto, en lugar de 100 gr que le he puesto, echar un poco más, quizás 150. De todas formas mejor quedarnos cortos, que para añadir siempre hay tiempo. Además tened en cuenta que el culis que hagamos con las fresas también lleva azúcar y las fresas tienen ese toque ácido, que estará más o menos acentuado según el punto de madurez que presenten.


Y como siempre, dejar volar la imaginación y partiendo de la base del helado de yogur, acompañar con un culis de vuestra fruta preferida ahora que empieza una temporada rica en fruta.

En resumen, una combinación del calcio de la leche y el yogur con las estupendas propiedades de las fresa, y todo ello en un postre fresco para tomar en cualquier momento del día.

Ingredientes:
  • 3 yogures griego
  • 1 brick de leche evaporada de 340 gr.
  • El zumo de un limón
  • 100 gr de azúcar
Para el culis de fresa:
  • 250 gr de fresas.
  • 50 gr de azúcar.
Elaboración:

Mezclamos los yogures, el azúcar, la leche evaporada y el zumo de limón e introducimos en la heladora hasta que veamos que ya está cuajado o no se va cuajar más

Para el culis: lavamos bien las fresas, quitamos el pedúnculo y las mezclamos con el azúcar. La cantidad de azúcar dependerá del punto de madurez de la fruta, gusto de cada uno y de la que incorpore el helado de yogur. La pasamos por la batidora y si no queremos coger pepitas, el puré obtenido lo pasaremos por el chino.

Por último vertemos el helado en un recipiente y vamos incorporando el culis, mezclándolo un poco para que quede el helado quede como con vetas rojas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative