Carrilleras de cerdo al vino tinto sobre cremoso de patatas


Esta es otra receta que he preparado para el concurso "Cocinando con Lazy Blog" que ha organizado Paco de Lazy Blog y que patrocinan Artemática Producciones, Carne Villa María, Boffard, I Love Aceite y Pirex.


Paco nos ha dado la posibilidad de enviar dos recetas, así que después de los chipirones rellenos de morcilla que preparé el otro día, hoy participamos con estas carrilleras al vino tinto sobre cremoso de patatas. Esperemos que alguna de estas recetas sea elegida y podamos estar en su libro, que nos haría mucha ilusión.

La carrillera es una pieza de carne magra formada por los músculos maseteros, situados a ambos lados del hueso mandibular. Mucha gente minusvalora esta pieza de carne porque está catalogada dentro de la casquería, sin embargo es una carne muy melosa y resulta un bocado tierno y jugoso.

En el mercado encontramos carrilleras de ternera y de cerdo, es esta última la que hemos utilizado para esta receta, en concreto carrilleras de cerdo ibérico, que son más gustosas que las de cerdo blanco, el único inconveniente es que resultan más duras, por lo que lo tenemos que tener en cuenta y dar unos minutos más de cocción.

Ingredientes:
  • 1 kg. de carrilleras de cerdo ibérico.
  • 2 zanahorias.
  • 2 cebollas.
  • 1 puerro.
  • 4 dientes de ajo.
  • 1 tomates.
  • 400 ml. de vino tinto.
  • 100 ml. de agua.
  • 2 cucharas de Jerez.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • Harina.
Para el cremoso de patatas:
  • 2 patatas.
  • Leche.
  • Sal.
  • Pimienta blanca recién molida.
  • 1 cucharada de AOVE.

Elaboración:

Las carrilleras cuando las compramos, aunque suelen venir limpias, todavía tienen restos de grasa y de la telilla que las envuelve, es importante limpiarlas bien de esos restos.

Una vez bien limpias, las salamos ligeramente, las pasamos por harina y las doramos en una cazuela con un poco de aceite. Una vez listas, las sacamos a un plato y las reservamos.

Picamos todas las verduras menos los tomates y las pochamos a fuego suave en el mismo aceite que hemos dorado las carrilleras. Salamos un poquito para que sude y se poche mejor. Cuando veamos que empieza a tomar color incorporamos los tomates pelados y picados. Seguimos rehogando hasta que adquiera una consistencia melosa.

Incorporamos las carrilleras que teníamos reservadas, mezclamos bien y echamos el vino y el agua. Cuando rompa a hervir, tapamos la olla y en el momento que comience a salir vapor cocemos 1 hora a fuego bajo. El tiempo dependerá de la olla y del fuego, por lo que os recomiendo que la dejéis un poco menos y las comprobéis, si hace falta las ponéis un poco más.

Mientras se cuecen las carrilleras vamos preparando el cremoso de patata. Para ello lavamos bien las patatas y las cocemos en agua con sal. Cuando estén cocidas, sacamos y dejamos que se enfríen lo suficiente para poderlas pelar.

Una vez peladas, las troceamos y las pasamos por un pasapurés o si no tenemos las aplastamos con un tenedor. A continuación ponemos en una cazuela una cucharada de aceite de oliva, añadimos el puré de patatas y un chorrito de leche, movemos continuamente hasta que todo se integre bien. Añadimos la leche necesaria hasta que quede a nuestro gusto. Debe quedar fino y cremoso, sin que se cojan trocitos de patata. Probaremos para ver como está de sal, rectificaremos si hiciera falta y añadimos un poquito de pimienta blanca recién molida.

Cuando ya estén cocidas las carrilleras, las sacamos y las reservamos aparte.

Con la verdura y el caldo de cocción haremos la salsa, para ello pasar por la batidora el caldo y parte de las verduras. Si no queréis que quede muy espesa no echar toda la verdura.

Poner en un cazo la salsa junto a dos cucharadas de Jerez y dejar reducir un poco al mínimo.

Para montar el plato, pondremos en el centro del plato el puré de patatas y sobre él dos o tres carrilleras. Salsear por encima.

Otra opción sería mezclar el puré de patatas con la salsa y sobre ella poner las carrilleras.

10 comentarios:

  1. que buena receta ,ayer mismo las comi al horno y le decia a mi marido que un dia las teniamos que hacer con alguna salsita,osea que me apunto esta,un beso

    ResponderEliminar
  2. Qué rico! Y la presentación es genial
    Besos

    ResponderEliminar
  3. dios que pinta la salsa te ha quedado maravillosa, q gozada de plato!
    quien eres tú en la foto de los blogueros ? :)

    ResponderEliminar
  4. Que bueno, buenisimo!!!! Me encanta esta receta

    ResponderEliminar
  5. Menudo blog más chulo en el que acabo de aterrizar. Se lo tengo que agradecer a Pakus y a su concurso.

    Me quedo a seguirte :)

    ResponderEliminar
  6. Suelo hacer este plato pero sin cremoso de patatas no lo conocia y tomo nota! saludos

    ResponderEliminar
  7. Hola Carmelo, hace meses que sigo tu blog y hoy me he puesto a hacer raso de algunas recetas que aún no había leído cuando he dado con esta y justo acabo de comprar kilo y medio de carrilladas de cerdo (blanco). Me asaltan dos dudas. Para kilo y medio de cerdo no ibérico, cuanto tiempo tendrías cociendo? Y cuándo dices olla....te refieres ollas express? Gracias y enhorabuena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por seguirme, me alegro que te gusten las recetas del blog. Con respecto a la pregunta que me haces, sí, me refiero a olla exprés y el tiempo de cocción varía mucho de una olla a otra. Yo las tendría como cualquier otro guiso de carne, abre la olla y las pruebas y si aún no están las pones un poquito más. Esta carne es muy melosa, pero gusta muy cocidita. Espero haberte ayudado. Un saludo.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative