Salmorejo


El salmorejo es una receta que ahora que viene el buen tiempo hacemos mucho. Es fácil de hacer y se puede tomar tal cual o como base de algún otro ingrediente. Esta receta se la vamos a dedicar a Diego, que como buen cordobés, no se cansa de tomarlo.


La receta está hecha con Thermomix, queda una textura finísima, aunque con una batidora potente se puede hacer igual. En el caso que nuestra batidora no sea muy potente lo único que tenemos que hacer es pelar los tomates y quitarle las pepitas. Otra opción es una vez hecho, pasar por un colador chino.


Ingredientes:
  • 1 kilo de tomates maduritos y de buena calidad.
  • 150 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 1 o 2 dientes de ajo.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 150 gr de miga de pan del día anterior.
  • 30 gr de vinagre.
Para adornar:
  • 2 huevos cocidos.
  • 100 gr de jamón ibérico.


Elaboración:

Si lo hacemos con Thermomix, podemos trocear antes en el vaso los huevos cocidos y el jamón. Para los huevos 2 segundos a velocidad 4 es suficiente. Para el jamón le damos unos golpes de turbo, dependerá de cómo esté de duro. Reservamos los huevos picados y el jamón.

Para el salmorejo, ponemos los dientes de ajo pelados y sin el germen interior, el tomate y la sal en el vaso. Trituramos 30 segundos a velocidad 5. A continuación añadimos el pan y el vinagre y trituramos otros 30 segundos a velocidad 5. Ahora es el momento de rectificar de ajo o sal. Si no os gusta fuerte de ajo aconsejo poner un solo diente y si tenemos que añadir un poco más hacerlo ahora. Trituramos 2-3 minutos más a velocidad 10. El tiempo dependerá de lo dura que sea la piel de los tomates.

Seleccionamos velocidad 5 sin tiempo y vamos echando a hilo el aceite sobre la tapa sin quitar el cubilete para que vaya cayendo poco a poco. Cuando hayamos terminado de incorporar todo el aceite, lo echamos en una fuente y lo metemos en el frigorífico, ya que realmente como está bueno es bien frío.

Unos minutos antes de servirlo adornamos con el huevo picado y el jamón. No escatiméis y poner un buen jamón. Yo me traigo del pueblo un jamón de Embutidos Prieto que es exquisito.

  


  
Nota: también lo podéis presentar en vasitos pequeños como aperitivo. Mi toque particular es poner vinagre de frambuesa y el jamón crujiente. Para esto último, cortar el jamón muy finito y quitarle toda la grasa. Ponerlo entre dos trozos de papel de cocina con peso encima y meter unos 2-3 minutos en el microondas. Aunque cuando lo saquéis parece que no está crujiente, ya veréis que cuando se enfríe si lo estará


1 comentario:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative