Croquetas cremosas de jamón y pollo

  



El secreto de una croqueta cremosa es que la cantidad de harina con respecto al líquido no sea excesivamente grande. La bechamel debe de quedar espesa, pero no en exceso; si no, no serán agradables de comer. Si las dejamos muy fluida será más difícil darle forma y más fácil que al freírlas se salga el interior. Encontrar ese punto de equilibrio es lo que hay que conseguir.

Estas croquetas están basadas en la receta de las croquetas del Echaurren con Thermomix, aunque cambiando la proporción de algunos ingredientes y sustituyendo la pastilla de caldo por caldo casero de pollo. Sin duda, además del sabor, lo que las hacen dignas de volver a repetirlas es lo cremosas que han quedado.
 
Con respecto la sal, sed prudente, añadid más o menos sal según lo salado que esté el jamón y el caldo de pollo. Es mejor que os queden sosas y luego a última hora rectificar de sal si fuese necesario.


Ingredientes:
  • 50 gr. de jamón o paleta ibérica.
  • 100 gr de pechuga de pollo.
  • 70 gr de cebolla.
  • 30 gr. de aceite de oliva virgen extra.
  • 80 gr. de mantequilla
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 600 gr. de leche entera.
  • 300 gr. de caldo de pollo.
  • 110 gr de harina.
Para el empanado:
  • 2 huevos.
  • Pan rallado.


Elaboración:

Poner el jamón en el vaso y dar unos golpes de turbo para picarlo. Reservarlo.

Picar la pechuga de pollo a cuchillo en trozos no muy grandes. Reservar. 

Poner el vaso del Thermomix la cebolla y trocear 4 segundos, velocidad 5. Con una espátula bajar los restos de las paredes al fondo del vaso y añadir el aceite y el pollo. Rehogar 7 minutos, temperatura Varoma, velocidad cuchara. Cuando termine el tiempo, retirar del vaso y reservar.

Poner la mantequilla en el vaso y programar 2 minutos, 100º, velocidad cuchara.

Agregar el jamón picado y rehogar 3 minutos, temperatura Varoma, velocidad cuchara.

Incorporar el pollo con la cebolla y la harina. Programar 4 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.

Añadir el caldo de pollo y la leche, mezclar 15 segundos a velocidad 4. A continuación programar 18 minutos, 100º, velocidad 2 1/2.

Cuando termine verter la masa en una bandeja. Dejar que se enfríe y reservar en el frigorífico hasta el día siguiente.

Al día siguiente, dar forma a las croquetas con dos cucharas, pasar por huevo batido y luego por pan rallado.

Freír en abundante aceite caliente y posteriormente dejar escurrir sobre papel de cocina para quitar el exceso de aceite.



Elaboración sin Thermomix:

Picar el jamón en trocitos pequeños. Reservar. Hacer lo mismo con la pechuga de pollo.

Pelar y picar en cuadraditos pequeños la cebolla.

Poner en una sartén un chorrito de aceite y sofreír a fuego fuerte la cebolla y el pollo durante unos minutos hasta que el estén bien hechos. Reservar.

Poner en una cazuela la mantequilla, cuando esté deshecha incorporar el jamón picadito. Rehogar durante 3 minutos.

Añadir el pollo con la cebolla y la harina y seguir rehogando durante 3 minutos a fuego medio con cuidado que no se queme la harina.

Incorporar la leche y el caldo y mezclar bien para que no queden grumos. Sin dejar de remover, seguir con la cocción hasta que la bechamel comience a hervir y con ello a espesar.

Verter en una fuente y dejar que se enfríe para luego conservar en el frigorífico hasta el día siguiente que daremos forma a las croquetas.

7 comentarios:

  1. Las croquetas caseras que hacéis me dan mucha envidia porque a mí no me salen!!! Jajaja, he intentado de todo. Lo último fue ayer, que me fui a casa de mi suegra a que me diera una master class croquetil ;)
    besos!

    ResponderEliminar
  2. tienes toda la razon, y donde estén unas croquetas cremosas que se quite todo! mi madre siempre pone 4 de harina por litro de leche, y salen muy manejables y al comerlas super suaves , ayy. Tu receta me ha encantado :) un besuco

    ResponderEliminar
  3. Es que cuando quedan en su punto son una auténtica delicia!! En casa vuelan...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. quien se puede resistir a estas croquetas?? imposible!

    ResponderEliminar
  5. Te han quedado en su punto. Y se ven riquísimas.
    Mandame unas cuantas... para una tapita
    Besos
    http://lacocinadetemporada.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. Pero que ricas, una forma de poder hacerlas más liquidas y liárlas sin dificultad es poner agar-agar en el momento de hacer la bechamel, cuando la masa enfría se endurece y se lian sin dificultad. Besos

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative