Empanadillas de tomate caseras y ensalada italiana.


Último de los platos de las cenas que preparamos a lo largo de una semana con los ingredientes ofrecidos por Yo Como Bien.



De todas las cinco cenas para dos personas que preparamos esta es la que me ha parecido más floja, no en cuanto al valor nutricional de los alimentos, sino a la receta en sí. Aunque nos proporcionaron los ingredientes básicos para elaborar unas empanadillas de tomate caseras, el relleno con solo esos dos ingredientes me resultó insulso. Desde mi punto de vista, deberían haber incluido una pequeña bolsa de aceitunas verdes, un botecito de pimiento morrón e incluir en la receta un huevo cocido. Con estos tres ingredientes prepararíamos la típica receta de empanadillas de atún y ésta habría ganado bastante. No los incluí a la hora de elaborar las empanadillas, porque como ya comenté en su día, quería ser fiel a la receta original y utilizar solo los ingredientes propuestos.

En cambio, muy acertado me ha parecido el cocinarlas en el horno en lugar de fritas, quedando bastante más ligeras, sobre todo teniendo en cuenta que son para la cena. Acertado también el incluir de acompañamiento una ensalada italiana a base de rúcula y mozzarella.


Ingredientes para 2 personas:
  • 10 obleas de empanadilla.
  • Tomate frito.
  • 1 lata de atún.
  • 1 tomate fresco.
  • 1 bolsa de rúcula.
  • 1 bola de mozzarella.
  • Sal.
  • Orégano.
  • Un poquito de mantequilla.
  • Aceite de oliva virgen extra.


Elaboración:

Escurrir el aceite del atún y mezclarlo con el tomate frito.

Rellenar las obleas con la mezcla anterior. Doblar por la mitad y cerrar aplastando los lados con un tenedor, teniendo cuidado de que queden bien cerradas para que no se salga el relleno.

Pintar las empanadillas con un poco de mantequilla derretida. Ponerlas en una fuente apta para horno y hornearlas durante 10-12 minutos con el horno precalentado a 180º, hasta que veamos que están doraditas.

Mientras se hornean preparar la ensalada. Para ello cortamos el tomate y el queso mozzarella en trocitos y mezclamos con la rúcula. Aliñar con aceite de oliva virgen extra y sal. Espolvorear con un poquito de orégano.

Servir las empanadillas acompañadas de la ensalada.

3 comentarios:

  1. Que receta más buena y más saníta, al estar horneadas mucho mejor para la salud y la dieta. Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo siempre las hago fritas pero sin duda estas son mucho más sanas!
    Ana de JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  3. Estupenda cena. Yo también he empezado a hacerlas asadas y, la verdad, a mí me gustan más. Besos.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative