lunes, 30 de enero de 2012

Navajas al vapor del fino


Las navajas son moluscos bivalvos que resultan exquisitas como aperitivo y son muy sencillas de preparar, además a diferencia de otros moluscos como por ejemplo los mejillones o los calamares no hay que limpiarlas previamente, tan solo dejarlas un tiempo en agua salada para que suelte toda la arena.


Una de las formas más común de prepararlas es al vapor, que es como las vamos a preparar, con la única diferencia que en lugar de agua pondremos un buen vino fino, lo que hará que se impregnen de su aroma y además nos quede una salsa muy sabrosa.

Después de abrirlas nos quedará bastante líquido, ya que al vino hay que sumar el agua que ellas sueltan. Lo único que hay que tener en cuenta que suele estar bastante salado, pero podemos añadirle un poquito de agua para que esté menos salado.

Este líquido, además de servirnos para mantenerlas sin que se sequen, si lo mezclamos con agua tendremos un magnífico caldo para preparar un arroz. Ni se os ocurra tirarlo.

Ingredientes:
  • 1/2 kg de navajas.
  • 100 ml. de vino fino.
  • 1 diente de ajo.
  • Un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.

Elaboración:

Poner un recipiente profundo con abundante agua y sal gorda. Introducir las navajas dejándolas en vertical como mínimo una hora para que suelten toda la arena.

Con Thermomix:

Poner el diente de ajo en el vaso de Thermomix bien seco. Programar 2 segundos, velocidad 5.  Con la espátula bajar los trocitos de ajo que hayan quedado pegado en la pared del vaso.

Incorporar el aceite y programar 3 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2.

A continuación verter el vino en el vaso.

Pasar las navajas por un chorro de agua, escurrir y ponerlas dentro del recipiente Varoma. Programar 8 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2.

Quitar las conchas y guardar su carne junto a la salsa que nos ha quedado en el vaso.


Sin thermomix:

Picar el diente de ajo en trocitos muy pequeñitos y ponerlos a dorar en una sartén con un chorrito de aceite. Cuando comience a dorarse, añadir el vino, poner una vaporera y encima las navajas. Ir sacando según se vayan abriendo. Si no tenéis una vaporera, las podéis abrir sobre el líquido, pero la textura no será la misma.

Las podéis servir frías o a temperatura ambiente acompañadas de la salsa. Para presentarlas podéis utilizar una lata de conserva.



Nota: el tiempo es estimado, dependerá de la temperatura a la que se encuentre el vino. Es muy importante que no se hagan de más, pues quedarían correosas y duras. Una buena cocción al vapor hará que su textura sea la idónea.

    6 comentarios:

    1. QUe ricas, a mi me encantan a la plancha pero las próximas las probaré asi.

      ResponderEliminar
    2. En Asturias se comen mucho.
      Yo es que tomo bivalvos de ningún tipo, pero en casa les gustan a todos!!
      Y es que se ven muy apetitosas.. pero no puedo!! ay.. ;)

      ResponderEliminar
    3. En Galicia -VIGO se comen mucho a la plancha con limón ,nos encantan bssss MARIMI

      ResponderEliminar
    4. Yo a la plancha las he comido un montón de veces, pero asi al vapor, tengo que probarlo, ya que la pinta se ve extraordinaria.

      Besossssssss

      ResponderEliminar
    5. a mi como mas me gustan es a la plancha,pero esa latita se ve estuepda,la verdad

      ResponderEliminar
    6. Ostras!, con vino!..la próxima vez caen así!..yo las pongo de pie en un cazo con agua con sal, así la arena cae al fondo del cazo..algunas veces es dificilísimo limpiarlas, pero de esta forma, quedan perfectas!..ciao pescao

      ResponderEliminar

    LinkWithin

    Related Posts with Thumbnails
    Google Analytics Alternative