Provolone a la plancha




El provolone es un queso italiano, de leche de vaca pasterizada. Entre sus múltiples formas de consumirlo está la de hacerlo a la plancha y aderezarlo con una mezcla de aceite y hierbas aromáticas.


En muchos supermercados ya lo venden envasado, cortado en forma de rodaja de aproximadamente 1 cm de grosor, con la finalidad de consumirlo de la forma arriba expuesto. Así es como lo hemos hecho.



Ingredientes:
  • 2 rodajas de queso provolone.
  • 4 tomates.
  • Sal.
  • 6 aceitunas negras.
  • Orégano seco.
Aceite de albahaca:
  • 20 hojas de albahaca.
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra.


Elaboración:

Para el aceite de albahaca, ponemos un cazo con agua al fuego, cuando rompa a hervir echar las hojas de albahaca y escaldarlas durante 1 minuto.

Con una espumadera o un colador sacar del agua hirviendo y echar en otro recipiente que tendremos con agua con hielo. Dejar unos segundos, sacar, escurrir y secar con papel de cocina.

Poner en el vaso de la batidora el aceite y las hojas de albahaca. Triturar durante unos segundos y colar con un colador de malla fina. Reservar el aceite.

Secar las aceitunas con papel de cocina. Reservar.
Lavar bien los tomates bajo un chorro de agua fría y cortar en rodajas de unos 5 mm de grosor.

Sacar el queso del frigorífico justo en el momento que lo vayamos a pasar por la plancha para que esté lo más duro posible.

Untar la plancha con un poco de aceite, ponerla a calentar y cuando esté muy caliente echar el queso, dejarlo unos segundos y darle la vuelta para hacer por el otro lado.


Montaje del plato:

Poner en el centro del plato el queso provolone y situar alrededor las rodajas de tomate. Espolvorear con un poco de orégano seco y salar el tomate. Regar con el aceite de albahaca tanto el queso como el tomate. Terminar rallando las aceitunas negras por encima.

Nota: el aceite de albahaca que os sobre lo podéis conservar en el frigorífico en un sitio menos frío para que no se coagule. En caso que se solidifique, sacarla del frigo unos minutos antes de su uso. La podéis utilizar para otros muchos usos.

8 comentarios:

  1. Hace poco que lo descubrí y me encanta. Una rica propuesta.

    ResponderEliminar
  2. Se me cae la baba sólo con ver la foto! Ese provolone ha de estar de vicio así :P

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
  3. Me encanta este queso, y además siempre lo hago igual que tú, yo creo que es como está mas bueno.
    besos,

    ResponderEliminar
  4. esto tiene que ser una auténtica deliciosa. enhorabuena sencillo pero riquísimo. un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Es uno de mis quesos preferidos, cuando lo compro, no pasa del día lo ponemos en una fuente de barro y al microondas que va, con regañas y con picos esta buenisimo, me cojo la idea para ponerlo a la plancha, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  6. Madre mía, pero qué cosa tan rica!!! Con lo que a mí me gusta el provolone y nunca lo había comido con tomate, me parece una combinación ideal!!
    Un saludo!!!
    Ana

    ResponderEliminar
  7. Riquísimo. No lo había probado así y me ha encantadomandado Gracias

    ResponderEliminar
  8. Riquísimo. No lo había probado así y me ha encantadomandado Gracias

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative