Ajoblanco con sorbete de tomate



Seguimos colaborando con el programa Hoy por Hoy Jaén de Cadena Ser Jaén. Hoy traemos una receta fresca pensando en la temporada primavera-verano, un ajoblanco que acompañaremos con un sorbete de tomate.


Este plato resulta muy vistoso, es muy sencillo de hacer y tiene un sabor muy sorprendente, ya que el sorbete de tomate es ligeramente dulce y el contraste con el ajoblanco es genial. Además resulta muy fresco porque el sorbete lo presentamos granizado.

Es importante que partamos de unos tomates que sepan a tomate, algo que a priori puede parecer tan obvio no siempre es fácil de conseguir, por lo menos a un precio razonable. En esta ocasión he utilizado unos tomates de la variedad rebelión, que es una especie de raf. Podéis utilizar cualquiera, mejor madurito para que además de sabor, dé un bonito color rojo al plato.

Cuidado con no pasarnos de ajo para no enmascarar el resto de ingredientes, yo solo he puesto un diente grandecito al que he quitado el germen del interior.



Ingredientes:

Para el sorbete de tomate:
  • 500 gr. de tomates.
  • 80 ml. de agua.
  • 50 gr. de azúcar.
  • 1 hoja de gelatina.
  • Unas gotas de tabasco.
  • 1 cucharadita de sal.
 Para el ajoblanco:
  •  200 gr. de almendras crudas peladas.
  • 1 diente de ajo.
  • 100 gr. de miga de pan blanco del día anterior remojada en agua.
  • 70 gr. de aceite de oliva virgen extra.
  • 30 gr. de vinagre de manzana.
  • 1 litro de agua.
  • 1 cucharadita de sal.


Elaboración:

Sorbete de tomate:

Triturar en el Thermomix o en una batidora potente los tomates lavados y con la parte del pedúnculo quitado. Colar a través de un colador chino.

Poner a hidratar la hoja de gelatina en agua fría durante 5 minutos.

Poner el agua y el azúcar al fuego unos minutos hasta que llegue a ebullición, en ese momento apartar del fuego. Escurrir la gelatina y añadirla al almíbar y mover con una cuchara para que se disuelva. Reservar.

Cuando el almíbar este templado, mezclar con el tomate. Añadir unas gotas de tabasco y una cucharadita de sal. Mezclar bien y probar por si hubiese que rectificar de sal o tabasco. Meter en el congelador.



Ajoblanco:

Poner en el vaso de la batidora las almendras, la sal y el ajo al que previamente habremos quitado el germen. Triturar hasta que se forme una pasta fina. Escurrir la miga de pan, añadirla y seguir triturando hasta que esté bien mezclado.

Ir añadiendo el aceite a hilo como si fuese una mayonesa. Cuando se termine, incorporar el agua y el vinagre y mezclar bien. Meter al frigorífico hasta el momento de servir para mantenerlo frío.


Emplatado:

Unos minutos antes de servirlo, sacar el sorbete del congelador y dejarlo a temperatura ambiente para que pierda frío. Con una cuchara romper los cristales de hielo y mezclar bien para poder trabajarlo.

Con dos cucharas hacer una quenelle de sorbete de tomate y ponerla en el centro del plato. Añadir  alrededor con cuidado el ajoblanco. Podemos terminar con unas gotas de aceite de oliva virgen extra.



2 comentarios:

  1. ummmmmm como me encanta el ajoblanco!!
    La presentación es preciosa
    un bs

    ResponderEliminar
  2. Menuda combinación.

    Me quito el sombrero.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative