Helado de plátano


Si os gustan los helados os animo a que los hagáis en casa, os va a permitir disfrutarlos de cualquier sabor que os guste de forma fácil; y lo mejor de todo es que serán helados en los que vosotros contralareis todos los ingredientes que queráis poner, muy importante en el caso que algún miembro de la familia padezca una alergia o intolerancia a algún alimento. Además no llevarán ningún tipo de aditivos.



En el helado podemos utilizar de base nata, yogur o como en este caso leche evaporada. Antes utilizaba nata, pero luego en boca me resultaba muy grasiento. La nata tiene bastante grasa, la de montar 35%, la de cocinar sobre el 15%; sin embargo la leche evaporada que he utilizado tiene tan solo un 7,5%, quedando el helado mucho más ligero, tanto la textura en boca, como desde el punto de vista nutricional. En otras ocasiones he mezclado el yogur con la leche evaporada como en el helado de yogur griego.

Aunque no es imprescindible disponer de heladera, si que nos ayuda mucho a la hora de realizar el helado y va a hacer que quede más cremoso porque no se formarán cristales de hielo al congelarse. A principio de verano suelen salir de oferta en algunos supermercados, su precio ronda desde los 30 a los 90 euros para las más sencillas, las que no incorporan compresor.



Ingredientes: 
  • 200 gr. de leche evaporada.
  • 80 gr. de leche.
  • 4 plátanos.
  • 50 gr. de azúcar glas.
  • Piñones.
  • Peta zetas de chocolate.

Elaboración: 

Meter la leche evaporada en el congelador unos minutos antes, debe estar muy fría para que monte. 

Poner la leche evaporada en el vaso del Thermomix con la mariposa puesta en las cuchillas. Batir durante 4 minutos a velocidad 3 ½. Si no disponéis de Thermomix, montarla en cualquier batidora con el accesorio de batir. En el peor de los casos, a mano con un batidor. Verter en un recipiente y reservar. 

A continuación quitar la mariposa de las cuchillas y triturar los plátanos pelados junto a la leche y el azúcar durante 1 minuto a velocidad 5. 

Mezclar la leche evaporada con el puré de plátano y verter en una heladera. Mantener en ella hasta que el helado esté listo. 

Si no lo tomamos en el momento, guardar en el congelador y sacar unos minutos antes de su consumo para que pierda frío y quede con consistencia cremosa. 

Lo podéis servir acompañado de barquillos, chocolate por encima, nueces picadas, piñones, almendras… 



Nota: si no disponéis de heladera, verter en un recipiente e introducirlo en el congelador. Cuando lleve una hora aproximadamente y comience a helarse, sacar y batir de nuevo. Volver a introducir en el congelador y repetir la operación 2 veces más. Lo que pretendemos con esto es romper los cristales de hielo y que nos quede con una textura cremosa.

Los piñones los he tostado unos segundos en una sartén sin nada de grasa.

4 comentarios:

  1. Me enacnta esto de que ya se vean recetas de heladitos..sencillamente genial!
    hoysonrioalespejo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. buenisimo,seguro...a ver si lo preparo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative