Cogollos con sardinas marinadas y vinagreta de mango



Hacía tiempo que no preparaba unas sardinas marinadas. Ahora es un buen momento para ello, ya que apetecen comidas frías y además ahora podemos encontrarla las sardinas en el mercado en su mejor momento y a precio muy asequible.

Las sardinas marinadas las podemos consumir de muchas maneras, solas están muy buenas, pero nos permiten también muchas combinaciones. En este caso he optado por acompañarlas de unos cogollos de lechuga y una vinagreta de mango.


Ingredientes:
  • 4 cogollos de lechuga.
Para las sardinas:
  • 8 sardinas gordas.
  • Sal.
  • Vinagre de manzana.
Para la vinagreta de mango:
  • 1 mango.
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 1 cucharadita de vinagre balsámico blanco.


Elaboración:

 
Congelar las sardinas un mínimo de dos día a -20º. Dejar descongelar la noche antes dentro del frigorífico.
 
Quitar la cabeza y las tripas a las sardinas y sacar los lomos quitando todas las espinas que podáis. Meter unos minutos en agua muy fría para que se desangren bien.
 
Poner las sardinas en un recipiente con la piel hacia abajo. Verter sobre ellas el vinagre en el que habremos disuelto previamente un poco de sal y agua. Deben quedar cubiertas. Meter en el frigorífico y dejar unas horas. Ir probando de vez en cuando hasta que estén a vuestro gusto. El punto de acidez lo marcará la proporción de agua que pongáis al vinagre y el tiempo que las tengamos en maceración. Para esta receta no quiero que queden muy fuertes de vinagre.
 
Cuando las sardinas estén a nuestro gusto, tirar el vinagre, pasarlas por un chorro de agua fría, escurrir y secar con papel de cocina. En el caso que no las vayamos a utilizar en el momento, cubrir con aceite de oliva virgen extra y dejar en la parte menos fría del frigorífico

Cortar los cogollos al medio y lavar bien bajo un chorro de agua fría. Escurrirlos muy bien.
 
Para la vinagreta de mango:
 
Triturar parte del mango hasta obtener 2 cucharadas de pulpa. El resto del mango cortarlo en cuadraditos pequeños.
 
Mezclar 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharadita de vinagre balsámico blanco y un poco de sal por cada cucharada de pulpa de mango. Emulsionar hasta obtener una vinagreta.
 

Emplatado:
 
Poner en el plato 3 o 4 lomos de sardina con la piel hacia arriba y al lado un cogollo de lechuga partido al medio. Aliñar el conjunto con la vinagreta de mango.


1 comentario:

  1. es increible esta receta ademas trasmite mucha frescura
    http://senoritamandarina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative