Helado de maracuyá sobre sopa de coco




Los helados hechos en casa nos proporcionan la libertad de elegir el sabor que queremos así como el resto de ingredientes que añadiremos.


Habitualmente para hacer los helados en casa incorporamos grasas en modo de nata líquida; sin embargo, prefiero utilizar leche evaporada porque tiene un 6% de materia grasa en lugar del 35% que tiene la nata.

En esta ocasión he sustituido parte del azúcar por azúcar invertido. La función de ésta en los helados es evitar que se formen cristales de hielo, quedando con ello más cremoso. Si no dispones de él en casa, puedes sustituirlo por azúcar.

El helado está hecho en heladera, si no tienes puedes hacerlo igualmente; aunque en este caso te recomiendo que cuando el helado comience a solidificarse en el congelador, lo saques y lo batas de nuevo para romper los cristales de hielo y luego vuelves a meter al congelador. Haz esto un par de veces.

Para el sabor de maracuyá o fruto de la pasión, hemos utilizado pulpa que venden en bolsas. También lo podríamos hacer desde el fruto, aunque no es fácil de encontrar y su precio es bastante alto.



Ingredientes:

Para el helado:
  • 250 gr. de pulpa de maracuyá.
  • 400 gr. de leche evaporada.
  • 120 gr. de azúcar.
  • 30 gr. de azúcar invertido.

Para la sopa de coco:
  • 300 gr. de leche.
  • 200 gr. de nata 35%.
  • 50 gr. de coco rallado.
  • 50 gr. de azúcar.


Elaboración:

Helado:

Guardar en el frigorífico como mínimo desde el día antes la pulpa o la fruta de maracuyá y la nata.

Mezclar todos los ingredientes y ponerlos en la heladora hasta que esté sólido. Verterlo en un recipiente, tapar y meter al congelador hasta minutos antes de su consumo.

Sopa de coco:

Mezclar todos los ingredientes y poner a fuego suave. Cuando comience a hervir, apagar el fuego y dejar enfriar con el coco dentro. Una vez frío, dejar en el frigorífico tapado hasta el día siguiente.

A la hora de servirlo, podemos dejar todo el coco o colarlo total o parcialmente. Todo dependerá de que te guste o no encontrarte con los trocitos de coco.


Montaje del plato:

Sacar unos minutos antes el helado del congelador para que esté cremoso y nos sea más fácil servirlo y más agradable de tomar.

Si hemos dejado parte del coco en la sopa, remover con una cuchara para que se mezcle bien con la leche.

Mojar una cuchara y hacer una quenelle con el helado, que pondremos en el centro del plato. Servir la sopa  delante del comensal.

3 comentarios:

  1. Qué rabia me da ahora ser alérgica a las frutas tropicales :(

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
  2. Unnnnhhhhhh que cosita más rica !!!!! Besos

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative