Revuelto de puerro, judías verdes y champiñones


Hacía bastante tiempo que no hacía un revuelto, quizás el mismo tiempo que hace que no publico uno. Aunque los haga de tarde en tarde me gustan por la versatilidad que ofrecen.


Es un plato muy socorrido y con muchas posibilidades, porque a esa base de huevo batido podemos añadir multitud de ingredientes.

En este de hoy, excepto los huevos, el resto de ingredientes del revuelto son verduras. Para la presentación hemos optado por servirlo encima de una rebanada de pan tostado, pero si no queremos añadir más calorías lo podemos presentar sin él. Otra opción puede ser presentarlo sobre una rebanada de pan integral o multicereales, añadiendo un aporte extra de fibra al plato. Sea como sea, un plato ligero que nos vendrá muy bien tanto para el almuerzo como para la cena, e incluso para un desayuno, aunque yo soy más de café con tostadas o galletas.

Ingredientes:
  • 6 huevos.
  • 200 gr. de judías verdes tiernas.
  • 300 gr. de champiñones portobello.
  • 1 puerro.
  • 4 rebanadas de pan de molde.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Cebollino.
  • Sal.

Elaboración:

Lavar las judías verdes bajo un chorro de agua fría. Quitar las hebras y echar en agua hirviendo. A los 5 minutos sacar del agua y echarlas en un recipiente con agua con hielo para cortar la cocción y mantengan su bonito color verde. Sacar, escurrir y secar con papel de cocina. Deben quedar al dente tirando a duras para que posteriormente al saltearlas con el resto de las verduras queden al dente.

Limpiar bien los champiñones con un paño limpio o un cepillito. Si están muy sucios bajo un chorro de agua fría con cuidado para que no absorban mucha agua. Cortarlos en trozos grandes.

Quitar la parte verde del puerro y la parte de las raíces, lavar bien y trocear.

Poner un chorrito de aceite de oliva virgen en una sartén y rehogar el puerro. A continuación incorporar los champiñones y seguir cocinando unos 5 minutos. Añadir las judías troceadas y rehogar junto al resto de las verduras durante 2 minutos más.

Bajar el fuego y añadir los huevos batidos e ir removiendo a fuego suave hasta que el huevo se vaya cuajando. Apagar cuando esté cremoso.

A la hora de servirlo, poner en el centro del plato una rebanada de pan de molde que previamente habremos tostado en el tostador y encima poner el revuelto. Terminar con un poquito de cebollino picado.

3 comentarios:

  1. Carmelo, a mi todos los revueltos de verduras me apasionan.... Así que esta combinación me ha parecido inmejorable. Me la apunto (además sin el pan de molde es una cena de dieta inmejorable).

    Un besiño!!

    ResponderEliminar
  2. Guauuuu!! vaya una tosta más deliciosa. Con esos ingredientes no vamos a dejar ni rastro. Me encanta!! Besoss,

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative