Cochinillo asado. Receta fácil



Hay platos que para mostrar todo su valor no necesitan de muchos ingredientes ni de complicadas elaboraciones. La receta de hoy es un claro ejemplo de ello.


El cochinillo asado es un plato que erróneamente creemos que en casa no se puede hacer con buenos resultados. Por esta razón aprovechamos para consumirlo en cuanto tenemos la posibilidad de hacerlo, habitualmente en asadores con hornos de leña. Los he comido buenísimos, pero también otros que dejaban mucho que desear.

Creedme si os digo que con una buena materia prima y poco más es posible hacerlo en casa con un resultado muy digno siguiendo unas mínimas pautas.

En primer lugar, como he dicho anteriormente, buena materia prima, para ello partir de un cochinillo procedente de un sitio de confianza, cuyo peso del cochinillo entero ande sobre los 5 kg máximo. Sal, manteca y un buen horneado hacen el resto. Hay que conseguir que la piel quede crujiente y la carne jugosa.

Paso a describiros todo el proceso, ya veréis que sencillo es.


Ingredientes:
  • Medio cochinillo
  • Manteca de cerdo.
  • Sal.

Elaboración:

Precalentar el horno a 180º con 1/4 de vapor.

Embadurnar bien el cochinillo con manteca de cerdo por la parte interior de las costillas. A continuación ponerlo sobre una rejilla y ésta sobre la bandeja del horno con agua. No debe tocar el cochinillo el agua. Si vuestro horno no permite incorporar vapor es necesario poner agua en la bandeja de horno para mantener la humedad. Yo además de incorporar vapor también le pongo un poco de agua en la bandeja para que los jugos que suelte no se evaporen y quemen.

Meter al horno sobre una hora con la piel hacia abajo. Pasado el tiempo, dar la vuelta, pinchar la piel con una aguja por varios sitios para que no se formen burbujas de aire. Untar con manteca y meter al horno otra hora.

Durante el tiempo que esté en el horno vigilarlo para que la bandeja siempre tenga agua y para que no se queme de más. Si veis que las patas y la cabeza están muy quemadas y todavía le falta al resto del cochinillo, cubrirlas con papel de aluminio.

Quitar la salsa que haya en la bandeja y reducirla a fuego suave.


Servir acompañado de ensalada y un poquito de la salsa.



2 comentarios:

  1. Yo soy de ese porcentaje de personas que teme que después de tanto tiempo de horneado luego quede seco, pero tus consejos nos van a venir muy bien ;)
    Saludos.
    http://mirecetario.es

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado perfecto, el dorado es ideal. La única vez que he hecho cochinillo, casi salimos en las noticias, jjj ¿quién iba a imaginar que el rabo iba a prender? jjj menos mal que lo cogimos a tiempo! uf! Seguiré tus indicaciones la próxima vez! BSS!!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative