Albóndigas con salsa de tomate y champiñones

 


Las albóndigas son un plato bastante recurrente para esos días que no puedes ponerte a cocinar, ya que lo podemos hacer con antelación y calentarlas minutos antes de comer.


A los niños también les gustan mucho; eso sí, en el caso de los míos, cambiando los champiñones por patatas fritas. De una manera u otra es un plato muy rico, que incluso lo podemos acompañar con una buena ensalada y tendremos la comida resuelta.



Ingredientes:
  • 400 gr de carne de cerdo.
  • 400 gr.de carne de ternera.
  • 1 huevo.
  • 2 rebanadas de pan de molde sin corteza remojadas en leche.
  • 1 cebolla.
  • 1 pimiento rojo.
  • 2 dientes de ajo.
  • 400 gr. de tomate triturado.
  • Orégano.
  • 300 gr. de champiñones.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Una cucharadita de piñones.
  • Cebollino.
  • Orégano seco.
  • Azúcar (opcional)
  • Sal.


Elaboración:

Pelar y picar la cebolla. Poner una cazuela con un chorrito de aceite y rehogarla a fuego suave durante 10 minutos.

Añadir el ajo y el pimiento rojo picadito y seguir cocinando otros 10 minutos a fuego suave.

A continuación incorporar el tomate triturado y espolvorear un poco de orégano por encima y sal. Cocinar todo el conjunto durante 20 minutos removiendo de vez en cuando.

Mientras se fríe el tomate, mezclar los dos tipos de carne y salpimentar. Añadir el huevo y las rebanadas remojadas en leche un poco escurridas. Mezclar bien hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

Formas las albóndigas con las manos, pasar por harina e ir friéndolas un par de minutos en abundante aceite bien caliente.

Cuando el tomate esté listo, probar por si hubiese que rectificar de sal o añadir un poco de azúcar en el caso que esté muy ácido. Triturar con la batidora. Si os queda muy espeso y os gusta un poco más líquido, podéis añadir un poquito de agua.

Una vez triturado el tomate, mantenerlo sobre el fuego al mínimo e incorporar las albóndigas que hemos frito anteriormente. Mantener 10-15 minutos, apagar el fuego y dejar reposar.

Para los champiñones, cortar el pie y lavarlos bajo un chorro de agua fría procurando que absorban el menor agua posible o limpiarlos con papel de cocina. No los echéis en un recipiente con agua. Cortarlos en láminas gruesas y saltear a fuego fuerte en una sartén con un poquito de aceite.

Poner una sartén sin aceite y tostar un poquito los piñones.

Servir las albóndigas acompañadas de los champiñones y terminar con unos piñones por encima y con cebollino picadito.

2 comentarios:

  1. Pues te han quedado con una pinta estupenda, oye! Y qué color :D

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
  2. De sabor también estaban muy buenas, muchas gracias

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative