Manita de cerdo deshuesada sobre patata rota




Hoy os traigo una receta un poco laboriosa aunque no es difícil de preparar. Lo que si os puedo asegurar que merece la pena porque estoy seguro que te va encantar.



El tema de las manitas de cerdo me resulta curioso. Curioso, en el sentido que no es fácil encontrar en la carta de restaurantes, ni se suelen preparar mucho en casa. Sin embargo a la gente les suele gustar, y de hecho en el blog tenemos una receta de manitas de cerdo guisadas que publicamos hace más de 3 años y mes a mes siguen estando entre las recetas más vistas.


Ingredientes:
  • 4 manitas de cerdo.
  • 1 hoja de laurel.
  • 3 patatas medianas.
  • 1 cebolla.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
Para la salsa:
  • 1 puerro.
  • 1 zanahoria.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 rama de perejil.
  • 1 vasito de agua.
  • Un poco del líquido resultante de la cocción de las manitas.
  • Aceite de oliva.
Para las patatas rotas:
  • 2 patatas.
  • 1 cebolla.
  • Sal.


Elaboración:

Poner las manitas en una olla cubiertas de agua fría y ponerlas al fuego. En el momento que comience a hervir, retirar del fuego, tirar el agua y lavar las manitas bajo un chorro de agua fría. Repetir el proceso una vez más.

A continuación volver a poner en agua fría junto con un poco de sal y la hoja de laurel. Cocer hasta que estén muy blandas, prácticamente deshechas. Si lo hacemos en olla exprés acortaremos considerablemente el tiempo.

Una vez cocidas, y antes que se enfríen, deshuesarlas, separando por un lado la carne y por otro los huesos.

La carne obtenida, la rectificamos de sal si fuese necesario, y la pasamos a un recipiente cuadrado o rectangular. La cubrimos con un film y sobre éste pondremos algo de peso (por ejemplo un brick de leche) y la metemos en el frigorífico por lo menos un par de horas antes de su utilización.

Por otro lado, ponemos los huesos junto con la verdura cortada grosso modo al fuego medio-fuerte hasta que estén bien doradas. A continuación añadimos el vino y dejamos que evapore el alcohol y reduzca un poco. Añadimos un vaso de agua junto a un par de cucharadas del líquido resultante de la cocción de las manitas. Dejamos a fuego medio-bajo durante una hora. Espumar de vez en cuando si fuera necesario. Pasado el tiempo colar y poner de nuevo el líquido obtenido a fuego lento hasta que adquiera la consistencia de una salsa espesa (como de jarabe).

Para las patatas rotas, lavar bien las patatas y cocerlas en agua con sal. Una vez cocidas pelarlas y cortarlas en rodajas de un centímetro aproximadamente. Pelar la cebolla y cortarla en juliana. Poner una sartén con un chorrito de aceite y rehogar la cebolla hasta que esté tierna. A continuación añadir la patata troceada e ir cocinando junto a la cebolla durante unos 10-15 minutos removiendo de vez en cuando para que no se queme.


Emplatado:

Cortar las manitas en cuadrados y pasar por una plancha bien caliente por todos sus lados. Poner en el centro del plato un poco de las patatas rotas y encima de éstas un trozo de las manitas. Terminar salseando por encima y alrededor.


También las podemos servir con un huevo frito de codorniz por encima.

3 comentarios:

  1. Mqnuda pinta mas rica tienen estas manitas. Se ven de lujo. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. A mí me encantan. no las probé hasta los 16 años, me las hizo una amiga y desde entonces las amo (a las manitas y mi amiga, jjj)
    Delicosa receta!!

    ResponderEliminar
  3. Deliciosas manitas, muy buena receta!! Gracias

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative