Caballa confitada sobre pimiento asado



Desde que descubrí esta forma de preparar la caballa son muchas las veces que la he preparado así, cambiando únicamente el acompañamiento y la presentación.


Confitar un alimento es introducirlo en una grasa a baja temperatura para que se vaya cocinando. Tiene que ser lo suficientemente baja la temperatura para que se vaya cociendo, si la temperatura es más alta, se freirá y no es lo que buscamos. Quizás la preparación más conocida sea el confit de pato, que no es otra cosa que el muslo del pato cocinado en su propia grasa a baja temperatura.

Para la grasa donde confitar estas caballas podemos utilizar cualquier tipo de aceite, eso sí, tened en cuenta que si el aceite es muy fuerte ese sabor se le transmitirá al pescado. En esta ocasión he utilizado aceite de girasol, ya que es un aceite neutro que prácticamente no aporta sabor a la caballa. Otras veces he utilizado aceite de oliva virgen extra y también quedan muy buenas. En este último caso os aconsejo utilizar un aceite suave como puede ser el de la variedad arbequina. Aunque creo que lo mejor será que pruebes por ti mismo con diferentes tipos de aceite hasta que des con tu opción preferida.



Ingredientes:

  • 4 filetes grandes de caballa.
  • Aceite de girasol.
  • 2 pimientos rojos.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Vinagre.
  • Sal.
  • 1 cucharadita de azúcar.


Elaboración:

Lavar bien los pimientos y secarlos con papel de cocina. Pincelarlos con aceite de oliva y ponerlos en una fuente apta para hornos. Asarlos a 180º durante 30 minutos, dad la vuelta y asar 20 minutos más. Cuando termine el tiempo sacar del horno y cubrir la bandeja con un paño de cocina. Dejar unos minutos hasta que pierdan temperatura para poderlos pelar bien. Cortar en tiras y mantener en un recipiente junto con el caldo que han soltado después de haberlo colado para quitar restos de piel y semillas.

Limpiar muy bien los filetes de caballa de espinas y eliminar la parte dura de las aletas y de la cabeza. Lavar bajo un chorro de agua fría y secar con papel de cocina.

Poner una cazuela a fuego suave con el aceite de girasol. Cuando alcance los 80º aproximadamente, introducir los filetes de caballa y dejarlos 2-3 minutos por cada lado.

Poner un cazo con un poco del líquido de los pimientos con una cucharadita de azúcar y dejar a fuego medio que evapore hasta que adquiera una textura de caramelo líquido.


Montaje del plato:

Poner en el centro del plato los pimientos en tiras y aliñar con aceite de oliva virgen extra, vinagre de jerez y sal. Encima situar un filete de caballa con unos cristales de sal maldon. Terminar salseando alrededor con el caramelo que hemos obtenido con el jugo de los pimientos.

2 comentarios:

  1. la verdad que no compro nunca caballa, pero este plato se ve tan rico que lo probare
    besos crisylaura.

    ResponderEliminar
  2. No tengo idea si en Venezuela se encuentra ese tipo de pescado, pero haré lo posible para hacerlo. El plato se ve exquisito. saludos Dumercier

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative