Codillo estofado al vino tinto



Aunque no es la primera vez que cocino codillos, sí es la primera vez que los hago de esta forma. La mayoría de las veces los he cocinado, o por lo menos terminado, en el horno.

Estofado con vino es una manera que me gusta mucho preparar algunas otras piezas como las carrilleras o el rabo de añojo, así que cuando llegué a casa con los codillos se me ocurrió que así podían quedar buenos. Desde luego que no me equivoqué, han quedado riquísimos.

Para ello he partido de codillos frescos que venden ya sin piel. Os recomiendo, que bien con piel o sin ella, para este plato los compréis frescos, no los que venden en salmuera. En algunas carnicerías ya los venden sin piel, con la piel creo que quedarían bastante más grasientos. Otra opción que tenéis para quitar el exceso de grasa es una vez hechos, dejarlos en el frigorífico hasta el día siguiente. Una vez fríos, con una cuchara quitar la grasa que se habrá solidificado arriba.


Ingredientes:
  • 2 codillos sin piel.
  • 1 puerro.
  • 1 cebolla.
  • 1 zanahoria.
  • 1 tomate.
  • 2 dientes de ajo.
  • 300 ml. de vino tinto.
  • 100 ml. de agua.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

Elaboración:

Poner en la olla un chorrito de aceite y sellar los codillos a fuego fuerte por todos los lados. Una vez sellados sacar y reservar.

Quitar las raíces y la parte verde al puerro y lavarlo. Pelar los dientes de ajo, la cebolla y la zanahoria. Picar todas las verduras menos el tomate. Rehogar en el mismo aceite que hemos sellados los codillos. Cuando la verdura comience a tomar color, añadir el tomate, que previamente habremos rallado (también podéis pelarlo y añadirlo troceado como el resto de verdura). Seguir cocinando hasta que el tomate esté hecho, veréis que comienza a adquirir una textura melosa.

Añadir el vino y dejar hervir durante un par de minutos. A continuación incorporar el agua y los codillos. Dejar que vuelva a hervir de nuevo y cerrar la olla exprés. Cuando comience a salir vapor, cocinar durante unos 40 minutos.

Pasado el tiempo apagar el fuego y dejar en la olla hasta que haya perdido la presión y podamos abrirla para comprobar si están bien cocidos.

Podéis servirlos acompañados de la salsa que han soltado y la verdura. También lo podéis colar para sacar la verdura por un lado y reducir la salsa por otro, o triturar la salsa junto con la verdura.


5 comentarios:

  1. Menuda pinta tan rica tiene, espectacular. Me ponía a mojar pan en la salsita y no pararía, jajaja. Un beso!

    www.laurillafondant.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Que delicia Carmelo, buscaré el codillo así, fresco y sin piel, este finde cae ;-)
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  3. Tiene muy buena pinta y esa sal sita tiene que estar de muerte.
    Besos crisylaura.

    ResponderEliminar
  4. Codillos de res? Gracias por tus recetas.son ricas y rápidas de preparar. Bendiciones.

    ResponderEliminar
  5. Mi opinión como médico nutricionista es que en las dietas de adelgazamiento se pueden comer guisos, no necesariamente todo a la plancha. Además me parece muy bien las recomendaciones que hacéis en esta receta para desgrasar el codillo.
    www.dietasjulia.com

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative