Seguimos Saboreando Zaragoza


Si hace un par de días os contaba nuestra primera jornada del blogtrip #SaboreaTrip en nuestro paso por Zaragoza, hoy te seguimos contando lo que dio de sí la segunda jornada.


Este segundo día comenzó con una visita a La Lonja, un edificio renacentista del siglo XVI declarado Bien de Interés Cultural que en sus inicios sirvió de lonja de mercaderes. Actualmente se utiliza para exposiciones temporales y solo es posible su visita cuando alberga alguna de ellas. En ese momento se encontraban expuestas obras de Enrique Larroy, así que tuvimos la suerte de poder visitar el edificio y la exposición.


A continuación comenzamos con el Choco Tour. Desde el siglo XVI Zaragoza cuenta con una gran tradición chocolatera, siendo muchos los establecimientos donde podemos el chocolate en todas sus variantes. No en vano, dicen que los Monjes del Monasterio de Piedra fueron los primeros en probar este manjar en toda Europa, después que Fray Jerónimo de Aguilar enviase el primer cacao con la receta del chocolate al abad Antonio de Álvaro.

El primer establecimiento que visitamos fue la Churrería La Fama, donde dicen que se encuentran los mejores churros de Zaragoza. Sin lugar a dudas, riquísimos, tanto el chocolate como los churros. Otro de los establecimientos fue Buen Gusto, donde pudimos probar unos bombones de aceituna de Aragón cubiertos de chocolate. Buen Gusto es un espacio gastronómico donde además de poder comprar productos gourmets, dispone de un espacio para talleres de cocina, realización de catas y cenas temáticas. Seguimos al taller de chocolate Capricho. Aquí encontramos muchísimos tipos de chocolates, que incluso podemos ver su confección in situ, ya que el obrador se encuentra a la vista del público.


Aún nos aguardaba una sorpresa en torno al chocolate y a otros dulces típicos de Aragón, era la visita a Fantoba, que desde el siglo XIX hace disfrutar a todo el que pasa por allí, tanto con la vista como con el gusto. Aquí probamos entre otras cosas la famosa fruta de Aragón (nunca antes había probado una igual) y su exquisito turrón de guirlache. ¿Y qué me decís de los zapatos de chocolate de la foto? Si pasáis por Zaragoza no os podéis ir de allí sin haber pasado antes por aquí.


Todavía antes de ir a comer no quedaba tiempo para visitar el museo de Pablo Gargallo en el Palacio de los Condes de Arguillo, edificio del siglo XVII que fue declarado Monumento Nacional en 1943. Pudimos contemplar esculturas, dibujos y grabados de este artista contemporáneo.


Nuestra última parada antes de coger el AVE para saborear Lleida fue el Restaurante La Bastilla. Gratamente sorprendido con el menú que ofrecían dentro de las Jornadas de Aragón con Gusto. Para comenzar la croqueta de setas en texturas y el sándwich de carrillera ibérica, ambos acompañados de cerveza Ámbar picante. Aunque es difícil quedarme con un plato, su tuviera que hacerlo, sería el que vino a continuación, el carpaccio de presa ibérica a 60º con setas de temporada, impresionante. Seguimos con crema de foie al hinojo con papada de cerdo, huevo a baja temperatura y migas crujientes. También en este menú estaba presente el ternasco con un gigot de Ternasco de Aragón IGP con puré de patata asada. El momento dulce estuvo protagonizado por la quesada de melocotón con helado de albahaca que puso el broche de oro.


Después de esto, solo nos quedaba recoger nuestro equipaje e irnos a la Estación de Delicias a coger el AVE con destino a Lleida, donde seguía la segunda parte del #SaboreaTrip. Pero esto os lo contaré en unos días.

Como habéis visto, otro día intenso. Si aún no conoces Zaragoza quizás te debas plantear una escapada a esta ciudad, eso sí, como mínimo un fin de semana para poder saborearla como se merece.

Saborea Lleida

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative