Callos de El Bohío


Desde que el año pasado estuve comiendo en El Bohío, el restaurante de Pepe Rodríguez (uno de los jueces de MasterChef) tenía pendiente hacer unos callos como los que allí comí, me pareció un plato soberbio por su sabor y por lo suaves que estaban.


Buscando por la red di con un vídeo en el que Rodrigo de la Calle ayudaba a Pepe a prepararlos y no lo dudé un momento, en cuanto tuve la oportunidad me puse a ello. Esta es la segunda vez que los hago, la primera me quedaron un poco fuertes de pimentón, ahora le he echado menos y han quedado riquísimos.

El único inconveniente de los callos es su limpieza y la cocción tan prolongada que necesitan, aunque hoy día no es difícil encontrarlos limpios y con una cocción previa. Siendo así es una receta que no lleva mucho trabajo de preparación, aunque sí la cocción prolongada, ya que como quedan ricos es estando tiernos.

Le podéis poner cualquier tipo de morcilla, aunque en ese aspecto he sido fiel a la receta y como compré un compango (morcilla, chorizo y tocino). Además del chorizo y la morcilla, le eche también el tocino que en la original no llevaba, además de una punta de jamón, que me gusta el toque que le da.


Ingredientes:
  • 1 kg de callos.
  • 1 1/2 cebolla.
  • 1 cucharada de pimentón D.O.P. Pimentón de la Vera
  • 1 chorizo ahumado.
  • 1 morcilla ahumada.
  • Un trozo de panceta ahumada.
  • Una punta de jamón.
  • 1 hoja de laurel.
  • Aceite de oliva virgen extra

Ingredientes:

Pelar la media cebolla y ponerla junto a los callos, el chorizo, la morcilla, la panceta, el jamón y la hoja de laurel en una cazuela. Echar agua hasta que cubra los callos.

Pelar la otra cebolla y picarla en cuadraditos pequeños. Poner una sartén con un chorrito de aceite y pochar la cebolla a fuego lento hasta que esté bien hecha. Apartar del fuego, echar el pimentón y mezclarlo bien con la cebolla y un poco del caldo de la cocción de los callos.

Verter el contenido de la sartén en la cazuela donde estén cociendo los callos. Dejar cocer hasta que los callos estén tiernos. Si se quedan sin caldo antes de que estén cocidos, añadir un poco de agua. Cuando estén cocidos retirar la media cebolla y la hoja de laurel.

Servirlos muy calientes acompañados de un trozo de panceta, jamón, chorizo y morcilla.

4 comentarios:

  1. Tengo una ganas locas de ir por allí a probar su mesa, eso de encontrarte platos tradicionales en una carta moderna y bien ejecutada, o al menos todo el mundo dice eso, tiene que ser una experiencia.
    Menuda pinta Carmelo!

    ResponderEliminar
  2. Madre mía, se me hace la boca agua!!! Tradicional pero exquisito. Yo tmabién tengo pendiente ir a probar los platos de Pepe.

    Mil besos

    ResponderEliminar
  3. holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa ya le he pasado el enlace a mi padre, amante de los callos, a mi es que me gustan regular. No sabes las ganas que tengo de ir al Bohío, esté o on Pepe jaja , un beso

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative