Carta de otoño en Cheese Bar


Ya os hablé de este paraíso para los amantes del queso cuando asistí a su inauguración a principios de verano. Pues bien, hemos vuelto para probar su nueva carta para el otoño.

En esta ocasión además de disfrutar del queso hemos podido probar otros platos, todos incorporaban queso entre sus ingredientes, pero si os acompaña alguien a quien el queso no le entusiasme, también hay platos en los que el queso no aparece, aunque yo encarecidamente os propongo que os acerquéis a probar vuestros quesos preferidos y además pongáis alguno de los muchos que hay que no conocéis, ya veréis como alguno os sorprende.

Si la vez anterior de los que no conocía el que más me sorprendió fue un queso francés de la zona de Alsacia elaborado con leche cruda de vaca denominado Munster, en esta ocasión ha sido un queso inglés de leche de vaca pasterizada llamado Stinking Bishop, cuya traducción literal es obispo apestoso.

Comenzamos con un aperitivo de mozzarella con cherry y fresas deshidratadas.


Pudimos probar también mantequilla artesana normanda de dos tipos, de algas y de pimientos de Normandía, ambas acompañadas con un buen surtido de panes.


Otros platos fueron la ensaladilla de Camembert


Gnocchis de Gorgonzola al pimentón


Tortilla de patatas con queso Reblochon


Risotto al azafrán con verduritas, tuétano y queso Piacentinu Di Enna


Esturión grillé con jamón ibérico y con queso al gratén Fromage Blanc


Tataki de atún rojo con Mozzarella di Buffala Campana y salsa suave de chiles.


El plato que más me gustó fuera de las tablas de queso fueron estos callos de waygu de kobe con queso Altejo.


Sin duda, lo mejor fueron las dos tablas de queso que compartimos. La primera incorporaba los siguientes quesos: 


La tabla viene acompañada con información de los quesos que la componen.


La otra tabla


con los siguientes quesos:


También tienen un amplio surtido de postres, que no probé porque me tuve que marchar antes.

En el local tienen una cava acristalada donde guardan los quesos que sirven en ese momento en el local, ese día más de 160, aunque en tienda tienen más de 300.

Pudimos entrar dentro, donde le Maître Fromager nos explicó algunas curiosidades sobre algunos de los quesos que allí había. Aquí os dejo algunas fotos del interior de la cava.
 

2 comentarios:

  1. Jova!!! yo es que me pido de todo, muchas gracias por compartirlo
    mil besosssss

    ResponderEliminar
  2. UNa idea espléndida, a ver si ponen uno en Asturias ;)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative