martes, 31 de agosto de 2010

Morros de cerdo con tomate


Estos moros de cerdo con tomate los había comido en numerosas ocasiones pero nunca los había hecho.

Aunque no soy muy amigo de la casquería, tampoco hago ascos a ciertos productos que entran dentro de esta categoría, entre ellos aparte de estos morros recuerdo ahora algunos como las carrilleras, la lengua, la oreja, los callos, el rabo de toro y por encima de todos el hígado de pato, más conocido como foie gras.



Para esta receta he partido de morros escaldados que es como lo venden en la mayoría de los sitios, pero si tenéis posibilidad de comprar morros en alguna carnicería que todavía asen los cerdos, veréis que aún quedan más ricos.

Ingredientes:

Para cocer los morros:
  • 1 Kg de morros de cerdo.
  • 1 hoja de laurel.
  • 1/2 cebolla
  • Una cucharadita de sal

Para la salsa de tomate:
  • 1 kg de tomate triturado natural o en conservas.
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla.
  • 2 dientes de ajo.
  • 50 gr. de aceite de oliva virgen extra.
  • 1 cucharadita de orégano.
  • 1 cucharadita de sal.

Elaboración:

Para cocer los morros:

Limpiamos bien los morros y los ponemos en una olla a presión con la media cebolla, la hoja de laurel y sal. Los cubrimos de agua y los ponemos a cocer. Cuando comience a salir el vapor los cocemos unos 30 minutos. Una vez cocidos los troceamos y reservamos.

Para la salsa de tomate:

La salsa de tomate la he hecho en Thermomix, pero la podéis hacer perfectamente de forma tradicional, e incluso utilizar una salsa de tomate industrial tipo casera.

Ponemos en el vaso la cebolla partida en cuartos, el pimiento rojo en trozos grandes y los ajos. Troceamos a velocidad 5 durante 7 segundos.

Añadimos el aceite y sofreímos durante 7 minutos a temperatura Varoma y velocidad 1.

Cuando termine, incorporamos el tomate, la sal y el orégano. Programamos 30 minutos, 100º, velocidad 2. En el caso que los tomates sean naturales es conveniente poner temperatura Varoma y algo más de tiempo, yo lo he tenido 40 minutos y ha quedado en su punto, depende del líquido que tengan los tomates.

A continuación ponemos los morros troceados en una cazuela, añadimos la salsa de tomate y damos un hervor.

Si los hacemos de un  día para otro estarán más gustosos.

Por último deciros que ha habido un pequeño debate sobre la foto que ilustra la receta, algunos pensaban que al ser una receta tradicional le iba mejor la de la cazuela de barro y otros esta que pongo abajo. Me gustaría que me dierais vuestra opinión al respecto.

12 comentarios:

  1. Un plato bien rico, que lo probaría con mucho gusto, nunca lo he comido.
    Me pasa como a ti, no soy de casquería pero hay cosas que no me gustan y otras que me encantan.
    Las dos fotos me gustan, pero me quedo con la cazuela de barro.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Tiene muy buena pinta, me han entrado ganas de probarlos. Así muy parecido sólo he probado los morros de vaca, los de cerdo únicamente los he comido asados y fritos que es como se sirven en los bares en Vizcaya, y siempre que vuelvo a casa no puedo evitar la tentación de ir con la familia a comerlo con una cañita.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Mira que nunca los he probado!!! me acuerdo que a mi cuñado le gustaban muchísimo y los tomaba en cuando tenía ocasión... pero yo nada, no me he lanzado ni a probarlo, habrá que dar el salto.

    Un beso y gracias por la receta.

    ResponderEliminar
  4. Yo tampoco los he probado así. pero sí en ensalada, partiendo del fiambre de morros también llamado cabeza de jabalí.

    Qué bueno tiene que estar.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Tienen que estar buenos de esta manera.
    Para la foto como es un plato tradicional cazuela de barro, la otra foto es más de restaurante piji.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Yo no soy muy amiga de la casquería, oreja y poco más jajaja...

    En cuanto a la fot cada una tiene su aquel ..pero voto por la segunda!!
    Bs
    Sarai

    ResponderEliminar
  7. Esto le encantaría a mi padre. Los tengo comido, pero no así. No dudo que estarán buenísimos y con un poquito de pan, esa salsa,ummmmmm
    Bicos

    ResponderEliminar
  8. Que recuerdos!!! este plato debe de estar delicioso...si señor.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. es una parte del cerdo peculiar,no le gusta a todo el mundo pero a mi me encanta..dame pan y vamos te acabo el plato

    ResponderEliminar
  10. Una pinta estupenda. Con la cazuela de barro es más tradicional, pero servido en el plato le dá un aire contemporanéo que no está nada mal para un producto tan castizo.Bsos.

    ResponderEliminar
  11. mmmh, que pintaza!

    que ricos tienen que estar esos morros :)

    saludos

    ResponderEliminar
  12. Aunque no venga a cuento aquí, Carmelo, hijo, sí que nos presentamos en el Tapas y Blogs que se celebró en Coque. Me acuerdo de ti porque tienes un nombre poco común. Y porque suelo tener buena memoria para esto. Efectivamente lo de nuestros niños es muy triste, pero no hay que perder la esperanza. Espero que nos veamos próximamente, besos.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative