II Jornadas de Tapas y Pinchos de la Sierra Oeste de Madrid (2ª parte)


La semana pasada os hablábamos de las II Jornadas de Tapas y Pinchos de la Sierra Oeste de Madrid que se están celebrando durante todo el mes de mayo. Como ya comentamos entonces, estas jornadas se celebran durante los cuatro fines de semana de mayo, cada uno de ellos se incluye varios pueblos de la zona. Pues bien, hoy vamos a hablar del primer fin de semana, que no nos lo quisimos perder.

El tiempo no acompañó, salimos de casa con lluvia y estuvo todo el día lloviendo de forma intermitente, pero no nos impidió degustar algunos de estos bocados. Para empezar diremos que la cantidad era bastante generosa, ya que por 2,5 €, incluida bebida, estaba bastante bien.

Los pueblos participantes han sido Aldea del Fresno, Cadalso de los Vidrios, Villa del Prado y Villamanta. Como íbamos con niños pequeños y teniendo en cuenta como estaba el día, decidimos visitar dos de ellos, los dos en los que más establecimientos estaban adheridos a la iniciativa.

Nuestra primera parada fue en el bar El Molino de Villa del Prado, allí las propuestas eran ensalada de pollo con frutos del mar y arroz negro con calamares. Las dos tapas generosas, con muy buena presentación y un trato exquisito por parte del personal de barra.

Con respecto al sabor, muy bueno en las dos.


El dueño, Delfín, superamable nos obsequió con el plato que acompaña el inicio de la entrada, que como podéis ver lleva la inscripción de Sierra Oeste, realizada con una crema de balsámico.


Seguimos viaje a Cadalso de los Vidrios e hicimos parada en el Restaurante Ermita de Santa Ana, un restaurante con tan solo dos años de vida, acogedor y que además es casa rural. El comedor, sencillo y muy bonito. Se trata de una antigua ermita, de ahí el nombre del restaurante, que se estaba utilizando como vivienda, pero que al realizar la rehabilitacion para convertirla en restaurante se ha conservando la estructura y materiales originarios, e incluso en esa obra aparecieron elementos arquitectónico que se desconocían por encontrarse tapados por el lucido de las paredes que había hasta ese momento.

Toda la familia está implicada en el negocio, con lo que se aprecia ese trato familiar con los clientes. Además de explicarnos la historia del local, Alfredo nos enseñó dos de las habitaciones que estaban libres en ese momento, incluida la suite.

Con respecto a la comida, tres eran las propuestas de este establecimiento saquito crujiente de papa confitada, envolttini de tierra y mar y croquetas caseras de jamón ibérico de bellota. Todo ello con un servicio de mesa y trato como ya he dicho antes formidable.

Los saquitos eran unas bolsitas con una pasta un poco más dulce que la pasta filo, como una crepe muy finita, con dos rellenos, unos con patata confitada, cebolla caramelizada y remolacha y otro con patata confitada, queso Roquefort y cebolla caramelizada. Cada tapa con un saquito de cada.


Los envolttini eran un pimiento del piquillo relleno de bonito y calamares, y como podéis apreciar en la foto, con un calamar alrededor del pimiento. Cada tapa con dos pimientos


Las croquetas, también muy ricas, con mucho relleno y 5 unidades en cada tapa.

Seguimos nuestra ruta gastronómica en el restaurante Casa Moncho, donde pedimos unos canapés de anchoas y unos ahumados de la casa, que en este caso eran de salmón. Dos canapés por tapa.


Nos obsequiaron con una cazuelita de garbanzos con callos, que dado el día que hacía, el cuerpo lo agradecía.


Para terminar tomamos café en el restaurante Casa Carabias.

Visto como estaba el día decidimos regresar a casa ya que se puso a llover bastante fuerte. Fue una pena porque para bordar el día lo ideal hubiese sido dar un paseo por los campos de la zona, porque con lo que ha llovido este año, el campo estaba precioso, además la zona me recuerda mucho a mi tierra, Extremadura, ya que es una zona donde hay muchas encinas, jaras, amapolas, lavanda ...

Como ya os dije, merece la pena visitar cualquiera de estos pueblos, pero en esta época del año y con la excusa de estas II Jornadas de Tapas y Pinchos se hace si cabe más interesante.

No olvidéis que este fin de semana les toca el turno a Cenicientos, Pelayos de la Presa, San Martín de Valdeiglesias y Rozas de Puerto Real, seguro que tan interesantes como las del fin de semana pasado.

4 comentarios:

  1. Yo también visité algunos de los establecimientos que citas y estoy totalmente de acuerdo. Todo estaba riquísimo y el trato fue buenísimo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Rosa, a ver si la gente se anima a ir para que el año que viene podamos ir a las III.

    ResponderEliminar
  3. que la gente se anime porque los restaurantes de esta zona d ela sierra de Madrid tratan muy bien y 'muy rico' a sus visitantes. TODOS A LA CADALSO, PELAYOS Y SAN MARTÍN ESTE FIN DE SEMANA.Además va a hacer buen tiempo... dicen. Si no, como comenta nuestra amiga, ya habrá algo que entone nuestros estomagos...
    Carmen

    ResponderEliminar
  4. este fin de semana es Cenicientos, no Cadalso, perdón por la equivocación...
    Carmen

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative