Quiche marinera


Vamos con una receta que es la primera vez que la hemos hecho de esta forma. Hasta ahora la quiche que habíamos hecho era la típica Lorraine, de queso y beicon, algunas veces habíamos cambiadoo añadido algún ingrediente como calabacín, espinaca u otras verduras.

La idea surgió al ver el tercer reto que planteó Rosa en su blog http://www.velocidadcuchara.com/2010/0/3-reto-velocidadcuchara-quiche-lorraine.html. Hasta ahora no había participado en los dos anteriores pero tenía pensado participar en el siguiente si disponía de tiempo, y aquí está mi contribución. Como el relleno era libre, nos propuso varios, pero al final he optado por uno que no viene en la lista. La he llamado marinera por incorporar en su relleno ingredientes del mar, como salmón, langostinos y mejillones.




La masa de la quiche en una masa quebrada, que podéis encontrar refrigerada o congelada en cualquier supermercado, pero en el caso que queráis hacerla es muy sencilla y rápida, y siempre será más natural. Además con lo que sobre podéis hacer unas tartaletas para rellenarlas de fruta con crema pastelera, para poner aperitivos en ella, etc.

Ingredientes para la masa quebrada:
  • 300 gr de harina.
  • 130 gr de mantequilla.
  • 70 g de agua.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1 cucharadita de levadura química.
Para el relleno:
  • 750 gr de mejillones.
  • 250 gr de salmón fresco.
  • 250 gr de langostinos o gambas (en el caso de estar pelados unos 200 gr).
  • 100 gr de queso rallado.
  • 3 huevos.
  • 250 gr de leche.
  • 30 gr de harina.
  • 1 cucharada de aceite.
  • 50 gr de nata líquida.
  • Sal y pimienta al gusto.
Preparación:
Para la masa quebrada:

Cortamos la mantequilla en trozos pequeños y mezclamos todos los ingredientes de la masa agregándolos en orden durante 15 segundos a velocidad 6. Sacar del vaso e introducirla dentro de una bolsa de plástico y dejar reposar sobre 15 minutos en el frigorífico.

Estiramos la masa con un rodillo dejándola fina. Forramos un molde de quiche con la masa y pinchamos con un tenedor en el fondo para que no suba. La horneamos durante 10 minutos a 180º. Reservamos y vamos preparando el relleno.

Preparación del relleno:

Limpiamos los mejillones, los abrimos al vapor y cuando se enfríen retiramos los mejillones y los picamos en trozos más bien grandes, dejaremos algunos enteros para adornar. Reservamos. Si los queremos abrir en la Thermomix, pondremos en el vaso 1/2 litro de agua y sin poner el cubilete programamos 15 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1. Cuando empiece a salir vapor pondremos los mejillones en la Varoma y la ponemos encima de vaso para que se abran.

Al salmón le damos una vuelta en la sartén con muy poca aceite. Debe quedar crudo por dentro. Luego se terminará de hacer en el horno. Reservamos.

Los langostinos los pelamos y los troceamos, dejando algunos enteros para adornar. Los echaremos crudos porque se hacen en el horno.

A continuación vamos a hacer una especie de bechamel para luego añadirle el pescado y los mariscos.Ponemos en el vaso la leche, la harina, la mantequilla, el aceite, la sal y la pimienta y programamos 5 minutos, 90º, velocidad 3.

Cuando termine agregamos el queso y los huevos y mezclamos 6 segundos a velocidad 3. Añadimos la nata y volvemos a mezclar 6 segundos a velocidad 6. Probamos ahora por si le faltase sal.

Echamos sobre la masa horneada el salmón bien escurrido de aceite, los mejillones y los langostinos picados. Sobre ello vertemos la bechamel del vaso. Ponemos encima los mejillones y langostinos que hemos dejado enteros.

Por último metemos en el horno durante 25 o 30 minutos a 180º. Cuando lleve 25 minutos comprobamos si ya está hecha.

2 comentarios:

  1. Menudo descubrimiento acabo de hacer. Esta quiche cae en breve seguro :)

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que quedó buena. La improvisé para mandarla al reto de Velocidad Cuchara y mandar algo diferente a la receta que proponía.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
Google Analytics Alternative